¿Es suficiente y necesario dejar de lado algunos alimentos?